Cómo quitar uñas de porcelana

como quitar uñas de porcelana facil y rapido

Ya sea por moda, tienes un evento importante, tus uñas no crecen como quisieras, tenemos unos aliados como son las uñas artificiales. En el mercado existe gran variedad de ellas para todos los gustos y a precios accesibles. Son sistemas que pueden ser colocados en casa (si conoces las técnicas y tienes los materiales), pero lo más recomendable es que vayas a estéticas especializadas.

Allí te las instalan, le dan mantenimiento y te las retiran. Si optas por la opción casera de retirarlas tu misma, estás en el sitio indicado para los mejores consejos de cómo hacerlo.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Jey Nails Art 💅🏼 (@jeynailsss) el

Índice()

    Uñas de porcelana

    Todas las uñas artificiales son piezas en forma de nuestra uña para darle naturalidad, la diferencia radica en que cada una está elaborada en materiales específicos. En el caso de las uñas de porcelana, están elaboradas de una mezcla similar a la porcelana.  Su presentación es en polímero en polvo que mezclándose con un monómero, o una molécula de bajo peso molecular que viene en forma líquida, forman la uña. Su finalidad es crear una capa protectora que se ajusta sobre nuestras uñas. 

    Las uñas de este material son menos resistente por ser una mezcla fina, pero se ven más naturales que las otras mezclas como acrílico, resina o gel.

    El tiempo de creación y secado es más prolongado por la forma de elaboración y diseño de la uña, y aplicando el material correctamente no daña el lecho ungueal (el borde de piel que recubre la uña), sin embargo, debe evitarse el contacto con la piel.

    Son un lienzo perfecto para aplicación de esmalte. Además, no gasta tanta pintura porque se adhiere fácilmente, manteniendo los colores. Es compatible con la pedrería de tu preferencia. Con un buen cuidado y mantenimiento, puede durar meses.

    Ver esta publicación en Instagram

    Una publicación compartida de Diseños de Uñas💅 (@_unas) el

    Cómo Quitar las uñas de porcelana con acetona

    Si tu caso es que ya pasaste semanas, la luciste y por tiempo o dinero no has podido asistir a la estética para retirarla, aquí te daré una forma sencilla para hacerlo en la comodidad de tu hogar. Solo debes tener a la mano ciertos materiales y paciencia para no dañar tú uña natural.

    La forma más efectiva y como si estuvieses en la estética para retirar tus uñas de porcelana es con acetona. Los materiales a usar son:

    • Un bol de cristal.
    • Acetona pura.
    • Un palito de naranjo.
    • Una lima de grano fino o un taco pulidor.
    • Lima de grano grueso.
    • Un poco de vaselina.
    • Aceite de cutículas.
    • Crema hidratante.
    • Una toalla seca. 

    Por cierto, en ocasiones esas limas de grano fino y grueso vienen combinadas (finas por un lado y gruesas por el otro). Te recomiendo comprarlas así para ahorro de dinero y utensilios

    Pasos a seguir

    1. Si tu uña está pintada con esmalte tradicional (sin pedrería), retirar con quitaesmalte; ahora, si están maquilladas con esmaltes de tipo semipermanente o al finalizar le hicieron secado con lámpara para fijar el esmalte, debes usar el taco pulidor o la lima de grano fino para retirarlo. Recuerda que el limado debe ser suave, procurando no tocar el inicio del crecimiento de la uña y que los movimientos sean en sentido único (de forma horizontal, preferiblemente).
    2. Limpiamos con una toalla seca el exceso de polvo que pueda quedar.
    3. La acetona tiende a resecar la piel, por eso, untamos un poco de vaselina en la zona de la cutícula y dedos que tengan contacto con el producto.
    4. Colocamos la acetona en un bol de cristal, de tal forma que el líquido cubra toda nuestra uña pon un tiempo aproximado de 20 minutos para que la acetona haga efecto.
    5. Pasado los 20 minutos, retira las uñas del bol. Es probable que notes algunas partes de la uña con un aspecto derretido. Toma el palito de naranjo y retira suavemente el acrílico.
    6. Limpia con la toalla y revisa cuánta porcelana queda en tu uña por medio del grosor. De quedar un poco del producto o grosor muy delgado, siendo cuidadosa con el limado, toma la lima fina y retira. Si en dado caso aun notamos una capa gruesa del producto, utiliza la lima de grano grueso para retirarla.
    7. Finalmente, tomamos unas gotas de aceite de cutícula y lo aplicamos en nuestra cutícula y uña, así como una crema hidratante en las manos para humectar la piel reseca que haya tenido contacto con la acetona.

    Una variación de este métodos es, con la misma cantidad de acetona y siguiendo hasta el paso número 3, utilizamos papel aluminio y algodón (los discos desmaquillantes picados a la mitad son perfectos), de la siguiente manera:

    Ver esta publicación en Instagram

    Una publicación compartida de Diseños de Uñas💅 (@_unas) el

    1. Humedecemos el algodón con acetona, la colocamos encima de cada uña y envolvemos con papel aluminio. El papel debe quedar sujeto a la uña para aportar calor.
    2. Dejamos actuar por 20-30 minutos.
    3. Retiramos y limamos el resto de porcelana que pueda quedar.
    4. Aplicamos aceite de cutícula y crema hidratante para  minimizar la resequedad.

    Es un método sencillo pero que es recomendable solo hacerlo cuando de verdad tengamos una emergencia. Su uso continuo puede debilitar tú uña natural, sin embargo, para salir de apuros es bastante eficiente. 

    Valeria Aguilera Ojeda

    Una apasionada de un buen físico y de lucir bella. Estilista profesional y maquilladora en la tele. Ha trabajado en muchas productoras en España, como la profesional que hace ser más bellos a los artistas de la tele. Actualmente dedica su tiempo libre a escribir sobre belleza y otros temas que te puedan ayudar a ser más bella y feliz.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir